Reglas de filtrado personalizadas

En caso de que los filtros rápidos recomendados no se ajusten a sus necesidades, es posible añadir reglas de filtrado personalizadas. Las reglas de filtrado personalizadas pueden ser más complejas.

En caso de que ninguno de los filtros rápidos recomendados sean adecuados, tiene la posibilidad de crear un filtro personalizado. Al hacerlo, puede determinar qué condiciones (a) desencadenan qué tareas (b). También puede crear combinaciones. Puede decidir si se deben cumplir o no todas las condiciones utilizando el campo de listas (c).

Tras guardarla ("Crear regla de filtrado"), el sistema comprueba si la regla de filtrado tiene sentido o si puede provocar una pérdida involuntaria de datos.

Asimismo, las reglas de filtrado pueden contradecirse. Esto se puede evitar seleccionando la opción "No aplicar ninguna otra regla a este correo electrónico" (d).

Regla de filtrado personalizada

Prueba de una regla de filtrado antes de guardarla

Si no está seguro de si una regla de filtrado va a funcionar según lo previsto, puede probarla primero: no eliminar los correos electrónicos afectados; en lugar de eso, moverlos a una carpeta. Si no llega ningún correo mal dirigido a esta carpeta tras un periodo de prueba, puede utilizar la regla de filtrado según lo previsto.