Copia de seguridad

Realice una copia de seguridad de sus datos de cifrado para poder utilizarlos en otros dispositivos, como smartphones, tabletas u ordenadores.

Durante la configuración, se le preguntará si desea crear una copia de seguridad de los datos de cifrado. Una vez completada, imprima el documento de recuperación y guárdelo en un lugar seguro.

Esta copia de seguridad tiene dos objetivos principales:

Copia de seguridad de los datos de cifrado: una vez que haga una copia de seguridad, no podrá perder sus datos de cifrado. En caso de que su ordenador o su disco duro se bloqueen o, simplemente, de que haya olvidado la frase de contraseña, la copia de seguridad será la única forma de reparar la configuración de la comunicación cifrada.

Configuración de la comunicación cifrada en otros dispositivos: todos los datos necesarios para el cifrado (claves, grandes archivos con contenido aleatorio) solo se almacenan en su ordenador. Al fin y al cabo, se trata de cifrado de un extremo a otro. Esto también significa que el cifrado solo puede utilizarse en su ordenador. Para poder utilizarlo en otros dispositivos, puede guardar los datos de cifrado en los servidores de GMX y descargarlos cuando los necesite.

La copia de seguridad es opcional. Puede utilizar la comunicación cifrada sin esta función. No obstante, debe tener en cuenta que no existe ningún otro modo de restaurar los datos de cifrado. En caso de perder la clave privada o pública o la frase de contraseña, no podrá volver a acceder a los correos electrónicos cifrados.

Consulte Configuración de la comunicación cifrada para obtener más información acerca de la configuración en otros dispositivos.

Algunos datos técnicos

Los datos de la copia de seguridad están cifrados y protegidos frente a un acceso no autorizado. Funciona de la siguiente manera:

  1. La clave pública, la clave privada y la frase de contraseña asociada se comprimen en un paquete (parecido a los archivos .zip). La extensión de Mailvelope lleva a cabo este paso a nivel local en su ordenador.
  2. Asimismo, Mailvelope cifra el paquete a nivel local en su ordenador. La clave de cifrado va incluida en el documento de recuperación.
  3. El paquete comprimido y cifrado se envía a un servidor de GMX. La clave necesaria para descifrarlo no se envía a ningún lado, solo usted puede acceder a ella.